ESTRATEGIA Y MARKETING
29 de abril de 2021
José Pérez Méndez

El inicio de una relación productiva

En las últimas décadas, las empresas se han visto abocadas a competir en un entorno competitivo global, cada vez más complejo y en constante evolución. La propia naturaleza del entorno ha sido pieza clave para consolidar el papel de la estrategia como medio para la adaptación de la empresa a las contingencias del mercado, en particular, y del entorno, en general. El marketing juega un papel clave en este proceso de adaptación.


Una buena estrategia empresarial nos ayudará a explotar las oportunidades del mercado, afrontar las amenazas, corregir las debilidades y mantener las fortalezas. Pero desarrollar una estrategia correcta no es sencillo, se necesita tener un conocimiento amplio de la empresa y del sector donde opera, y de los principales competidores, así como de aquellos factores del entorno que pueden provocar cambios a los que habrá que adaptarse.


Pero empecemos por el principio. Etimológicamente, la palabra estrategia proviene del griego stratos, que significa ejército, y del verbo ag, sinónimo de dirigir o conducir. Tiene, por tanto, un origen bélico. Con el paso del tiempo, el término es incorporado a otras disciplinas, entre ellas el marketing. La podemos definir como el plan de acción dispuesto para lograr el objetivo comercial, ya sea aumentar las ventas o la participación en el mercado. Tenemos, las estrategias pull y push como claros ejemplos de estrategias dirigidas a los consumidores o a los canales de distribución, respectivamente.


El marketing juega un papel determinante en el conjunto de la estrategia de la empresa. La visión estratégica obliga a las empresas a formar parte de un sistema abierto y dependiente del entorno en el que desarrollan su actividad. El departamento de marketing será el encargado de aportar la información necesaria para competir en dicho entorno, por lo tanto, la conexión entorno–empresa tiene como elemento facilitador la estrategia y, ¿cuál es el departamento mejor preparado para la definición y ejecución de la estrategia empresarial?


En otras palabras, entendemos la estrategia como un conjunto de acciones encaminadas al logro de una ventaja competitiva. Esta ventaja competitiva debe reunir dos condiciones fundamentales:

  • Sostenible en el tiempo
  • Difícilmente copiable por la competencia

Una vez que tenemos clara la importancia del marketing en la función estratégica de la empresa, el siguiente paso será definir las 4 etapas principales del diseño de una estrategia de marketing orientada al cliente.

2 Comentarios

  1. Avatar

    Interesante artículo. Quizás un poco complejo aún para aquellos empresarios que quieren posicionarse en la red,pero que carecen de conocimientos de marketing on line y no cuentan con un Social Media o con un empleado con experiencia en e-commerce.
    Estoy completamente en que un objetivo clave en toda estrategia on line es conseguir brand lovers.
    Enhorabuena.

    Responder
    • José Pérez Méndez

      Muchas gracias por su comentario, Juan. Completamente de acuerdo, aunque la figura del «brand lover» la entendieron hace años los primeros publicistas que decidieron apostar por personajes famosos, deportistas, etc., que encarnaban una serie de valores socialmente aceptados (éxito en tu carrera, por poner un ejemplo), esa figura ha evolucionado hasta hacerse imprescindible en toda estrategia on line, por su poder de influencia en el público objetivo. Ahora bien, por esto mismo, opino que la empresa debe tener especial cuidado a la hora elegir un «brand lover», cuyos valores deben de estar en línea con los valores que la empresa quiere transmitir.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *